mascarilla iberomask

¿CÓMO ASEGURAR QUE LA MASCARILLA ESTÁ HOMOLOGADA?

El tema de las mascarillas es uno de esos temas que está en boca de todos, y nunca mejor dicho. Al principio de todo, parecía bastar con un par de modelos y daba la sensación de que era suficiente, pero poco a poco, con el paso de los meses, diversos estudios, laboratorios y profesionales de la sanidad, han ido advirtiendo a la población sobre que no todas las mascarillas son eficaces, o al menos no de la misma manera.
Cuando decimos que lo mejor es comprar mascarillas homologadas, lo que queremos decir es que son las más seguras ya que cumplen con los requisitos necesarios para protegernos o a nosotros o a los demás, según las circunstancias. En Iberomask, por ejemplo, todas nuestras mascarillas están homologadas y debidamente certificadas por organismos oficiales de verificación. De hecho, es una de las cosas que vamos a ver que tenemos que tener en cuenta para comprar una mascarilla homologada, y a continuación vamos a ver algunos de estos aspectos, y un par de consejos para el día a día.

BUSCAR LA CERTIFICACIÓN

Lo ideal si queremos asegurarnos de que nos hacemos con unas mascarillas homologadas, es buscar lo primero una certificación de calidad. En empresas profesionales como Iberomask contamos con estos certificados, y podemos encontrar las referencias tanto desde la página web, como en los mismos productos cuando los compramos, para que de esta forma no haya ningún lugar a dudas.
Esta búsqueda la tenemos que hacer siempre compremos donde compremos, ya que como podremos imaginar, también han aparecido personas que han intentado aprovecharse de la situación, y crear negocio en base a la venta de mascarillas falsas e ineficaces.
Una forma de asegurarnos en este ámbito, es hacer nuestra compra en sitios especializados, que siempre aportan una mayor confianza. Por ejemplo, es adecuado recurrir a nosotros, o a tiendas de trabajo o de uniformes de colegio, ya que somos empresas con un mayor control por la mayor preocupación e interés que suponen.

COMPROBAR EN CASA

Aquí también tenemos que tener mucho cuidado, ya que a veces se puede llegar a confundir lo que son videos de entretenimiento, de lo que son videos de información real, y nos referimos a los videos que circulan por la red, explicando cómo hacer experimentos. Los dos experimentos que más se acercan a un experimento verídico, son la pulverización de un spray de color, y la prueba de impermeabilidad.
Por su parte, la prueba con un spray lo que nos muestra es la capacidad que tiene la mascarilla de impedir el paso de partículas dispersas en el aire. Por ejemplo, algunas mascarillas reutilizables aunque en principio parezca que impiden el paso de partículas, cuando ya tienen algún lavado empiezan a dejarlas pasar porque los hilos se van soltando.
Es por eso que lo ideal es completar con el siguiente método, el de la impermeabilidad. Basta simplemente con extender la mascarilla, y encender un poco el grifo, si vemos que el agua no puede pasar porque el tejido es muy compacto, ya podemos estar casi seguros de que nuestra mascarilla cumple con su cometido.

CONSEJO

Nuestro consejo, y lo decimos desde un punto de vista sanitario y no interesado, es comprar mascarillas higiénicas o quirúrgicas como las de Iberomask, ya que sus propiedades están perfectamente detalladas tanto en materia de filtración como de tiempo de uso eficaz.
Sin embargo, en el caso de una mascarilla reutilizable homologada, lo que sucede es que se prestan más a la posibilidad de engaño, y al final no sabes bien tras cuantos lavados deja de ser eficaz. Además otro problema que tienen estas mascarillas es que a muchas personas se les acaba olvidando cuando la lavaron, y la utilizan durante más horas de lo recomendado.
Por tanto, nuestra recomendación son las mascarillas desechables ya que durante el tiempo que se especifica, se cumplen al 100% todas sus propiedades, y cuando acabamos la tiramos y cogemos otra. Pero en el caso contrario, al menos ya tenemos unos consejos y trucos para comprobar hasta qué punto podemos confiar en ellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *